X

Cookies Necesarias

Cookies Opcionales

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento de la web
Si continuas navegando, aceptas el uso de las mismas

Usamos estas cookies para mejorar la experiencia del usuario
Si no aceptas estas cookies, no podemos garantizar una óptima experiencia de navegación

X

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento de la web
Si continuas navegando, aceptas el uso de las mismas

Cookies Necesarias

Ver menos >>

Cookies Opcionales

Ver más >>

Diagnóstico de hematuria en el aparato urinario mediante el uso de la centrífugas

Inicio >

Artículos
y novedades

icono categoria

Diagnóstico de hematuria en el aparato urinario mediante el uso de la centrífugas

La hematuria se define como la presencia de sangre (hematíes) en la orina. La mayoría de las enfermedades que afectan al aparato urinario pueden presentar hematuria macroscópica (visible a simple vista) o microscópica en algún momento de su evolución.

Aunque la mayoría de las veces tiene poca significación clínica, en algunas ocasiones puede ser el primer indicio de condiciones graves, como enfermedades renales, infecciones urinarias, urolitiasis (piedras en el riñón o la vejiga), cáncer del tracto urinario, entre otros trastornos.

Técnicas de Detección de Hematíes en la Orina

Debido a su importancia clínica, se han desarrollado diversas técnicas de laboratorio que permiten identificar la presencia de hematíes en la orina, siendo algunas de las más avanzadas la citometría de flujo, la cámara de recuento, o la microscopía óptica. 

No obstante, y a pesar del avance en las técnicas de detección, la mayoría de los laboratorios de análisis clínicos siguen empleando, por su eficacia y rapidez, dos técnicas concatenadas: el uso de tiras reactivas seguido de un examen macroscópico del sedimento urinario.

Procesos y Equipos

Más en detalle, las tiras reactivas se emplearían como método de cribado de la orina que se recibe en el laboratorio. Siempre que la tira reactiva sea positiva para sangre, la orina se examinará al microscopio posteriormente. La técnica estandarizada consiste en centrifugar 10 ml de orina a 1.500 rpm durante 3-5 min en un tubo de fondo redondo.Para este proceso, puede contar con nuestra amplia gama de equipos, según las necesidades de capacidad, que van desde la Microcen 24 hasta la Unicen 21 o Consul 22, ofreciendo capacidades que varían desde 8 tubos para muestras de orina hasta 72, en función de los requisitos de capacidad del usuario.

Tras la centrifugación, el sobrenadante se descarta y el sedimento se resuspende en 0,5-1 ml de la orina sobrante. Se observa una gota del sedimento resuspendido al microscopio bajo un objetivo de 400 aumentos, y se determina la presencia de patología según los rangos establecidos.

Así, la centrifugación del sedimento urinario contribuye al diagnóstico de estas enfermedades, aportando rapidez y fiabilidad a la que es la técnica más empleada para la detección de hematuria en los laboratorios de análisis clínicos.

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Si desea recibir periódicamente nuestras últimas novedades, no dude en suscribirse a nuestra Newsletter.





    * Campos obligatorios. Estos campos deben ser rellenados para poder enviar el formulario. Gracias

    He leído y acepto la política de privacidad de la empresa.

    Acepto recibir sus comunicaciones comerciales

    Deseo suscribirme>>