Acr2038285214144965636La centrifugación es un proceso exotérmico que produce calor debido fricción con el aire en el interior de la cámara de centrifugación de las diferentes partes del rotor. Este calor dependerá de múltiples factores como el tipo de rotor, la temperatura ambiente o la velocidad. Siendo así la muestra puede verse afectada por los cambios de temperatura. Como expertos en centrifugación, Ortoalresa dota a todas sus centrifugas refrigeradas de un sistema de refrigeración extremadamente eficiente que permite:

– Mejorar la conexión y desconexión para reducir el consumo.
– Trabajar con gases permitidos según la regulación de F-gas 517/2014 para su tranquilidad.
– Alcanzar muy bajas temperaturas, llegando a temperaturas por debajo de 0ºC, porque no todas las muestras congelan por debajo de los 4ºC.
– Tener la máxima precisión de la temperatura, con resolución de 0,5ºC.
– Asegurar la estabilidad de la temperatura a lo largo del proceso.
– La preparación del equipo para el trabajo por debajo de la temperatura ambiente, mediante la aplicación del programa pre-cooling.

Pero no todo es frío. Ortoalresa fabrica centrifugas con sistema de calefacción, para aquellos procesos que requieren un aporte de calor durante la centrifugación. Las centrifugas calefactadas pueden llegar hasta los 80ºC con una gran precisión de la temperatura. Sin aporte de calor ni de frio la temperatura puede aumentar durante la centrifugación. A pesar de que no haya una regulación de la temperatura, nuestras centrífugas están dotadas de un sistema de ventilación que evita la acumulación de calor en la cámara, reduciendo el incremento de temperatura.