Características y propiedades de los tubos a procesar: longitud, diámetro y resistencia a F.C.R.

El soporte en el que tengamos la muestra debe estar preparado para poder soportar la fuerza centrífuga relativa a la que se va a someter. En general hay materiales que por sus propiedades son más resistentes, como pueden ser los plásticos (polipropileno, polietileno, teflón) y otros que son menos resistentes, como es el caso del vidrio que por lo general no soporta valores de F.C.R. por encima de las 4.000 xg.

Con respecto a las dimensiones de los tubos son totalmente determinantes para la selección de la centrífuga, ya que nos marcarán la pauta para seleccionar el equipo que más se ajuste a nuestras necesidades. En la siguiente tabla encontrará más información acerca de nuestras referencias de tubos.

La versatilidad de una centrífuga viene dada por la configuración de sus accesorios. Cada serie de nuestros equipos cuenta con una tabla de rotores con información acerca de los adaptadores de los que dispone cada uno de ellos. Además ampliamos aún más esta característica diseñando adaptadores múltiples que permiten procesar tubos de fondos diferentes con un solo juego de adaptadores.

Soportes para nuestras centrífugas de aplicaciones generales:

referencia-de-tubos