Dentro de las centrífugas para aplicaciones industriales tenemos:

Digtor 22 C, Digtor 22 C-U (sin calefacción) y Digtor 22 C-8: diseñadas para la determinación de agua y sedimentos en petróleos.

Lacter 21: determinación de grasa en productos lácteos según el método Gerber.

Para aplicaciones clínicas encontramos:

Citocentrífuga: centrifugación en capa fina.

Plasma 22: concentrados plaquetarios para regeneración de tejidos.

Digtor 22 Col: concentrados de tejido adiposo para aplicaciones estéticas.

Vetcen: análisis en el pequeño veterinario

INDUSTRIAL



CLÍNICO


Las centrifugas han salido del entorno del laboratorio para empezar a formar parte de los procesos productivos. Esta particularidad ha hecho que estén presentes en entornos muy diversos como cocinas, quirófanos, plantas de producción de energía o centros de recuperación de especies protegidas.

En esta sección encontramos equipos para estas aplicaciones que tienen un perfil común: siguen procedimientos específicos normalizados y el tipo de soporte de la muestra está definido en la norma que siguen. Para cualquier consulta acerca de los tubos que se consideran frecuentes vea nuestra tabla de la página 13.

Encontramos así aplicaciones en las que se requieren butirómetros como es la determinación de grasa en productos lácteos, otras que requieren tubos capilares como la determinación del valor microhematocrito, otras que requieren tubos según normas ASTM para tubos cilindrocónicos de 6”, 8”, etc.

No obstante, esta gran diversidad de aplicaciones aún nos permite hacer una segunda división dentro de nuestra línea de “aplicaciones especiales”, centrifugas para aplicaciones industriales y centrifugas para aplicaciones clínicas.